Mitos y verdades sobre el Autismo o TEA "Trastorno del Espectro Autista”
13 septiembre, 2021 por
Mitos y verdades sobre el Autismo o TEA "Trastorno del Espectro Autista”
Amalgama Cia. Ltda.

¿Quién es Jazmín Bastidas y qué es el “Centro UPA”?

Soy psicóloga involucrada toda mi vida en la ayuda social, directamente con niños y adolescentes. Aunque inicialmente me interesaba mucho la psicología en adultos, poco a poco fui encontrando una serie de trastornos en la infancia que me llamarón más la atención. De ahí para acá ha sido una aventura de la cual no me arrepiento en lo más mínimo.
UPA aparece ante la necesidad de que como psicóloga independiente ya no tenía espacio para seguir atendiendo a más chic@s. Decidí formar el centro con el fin de tener un espacio donde formar a más terapeutas y podamos recibir a más chicos que necesiten una ayuda específica.


¿Qué es el “Trastorno del Espectro Autista”?

El TEA, es un problema en el neurodesarrollo, un trastorno. Es una afectación al desarrollo infantil, al área de la comunicación, al área social y a la conducta en la infancia. A raíz de esto surgen acciones en los niñ@s que se pueden categorizar como el “Trastorno del Espectro Autista”.

Es importante aclarar que existen diferentes niveles: grado 1, grado 2 y grado 3. Para esto, es importante identificar mediante una evaluación hecha por el especialista en cuestión que le permita definir el tipo de terapia que el niño o niña necesita. En lo personal, siempre recomiendo que sean terapias integrales, en el área conductual, motriz , lúdica, selectividad alimenticia, etc.

En UPA trabajamos así, somos un centro que acoge a estos niños formando un equipo de trabajo (terapéutas, familia, tíos, abuelos, hermanos, etc) con el objetivo de ayudar de la mejor manera a cada persona y familia con su trastorno. Es importante aclarar esto porque como siempre digo: somos un equipo de trabajo, esto no es solo un trabajo del psicólogo o el terapéuta.

¿Cómo se detecta el autismo?¿Existe un rango de edad más común?

Por lo general las madres y padres se dan cuenta. Reconocen que “algo” no está bien con su niñ@. Empiezan a compararlo con sus hermanos mayores o con pequeñ@s de la misma edad en su entorno y se dan cuenta que se está quedando un poco en la comunicación, o que no me está mirando a los ojos por ejemplo. En ese momento se sugiere a la madre que acuda al pediatra y a partir de ahí lo dirijan al especialista que crea conveniente. Obviamente se recomienda que sea alguien especializado en el tema como un neurólogo y psicólogo.


En cuanto a la edad, pues a partir de los 18 meses, uno ya puede reconocer que hay problemas en la comunicación y/o la socialización. Bajo mi práctica, la edad más común en la que llegan a dar conmigo son los 3 años. Sin embargo, trabajo con niños más pequeños, adolescentes y hasta adultos. Pero claro, no con todos se trabaja igual. Con cada persona se trabaja de manera

independiente y personalizada ya que un niño con autismo, es único. Ningún caso es igual. Al avanzar el tratamiento es donde se integran a las terapias grupales para ayudar a estimular

su lenguaje, comunicación y entorno social.

¿Qué tipo de actividades y recursos trabajas en tus terapias?

Los niños son visuales. Por esta razón trabajamos bajo un sistema de tarjetas PEX, más conocidas como pictogramas, pero más personalizadas. Creamos registros de sus actividades cotidianas y a partir de ellas creamos rutinas visuales. Con esto permitimos que el niño pueda reconocer los objetos y actividades de su día a día.
También realizamos salidas lúdicas, lejos de las aulas. Esto estimula mucho sus habilidades sociales y motrices. Es común tener mamitas que no pueden salir de casa con sus niños porque inmediatamente pueden entrar en una crisis. En estas actividades trabajamos muchas cosas que pueden parecer muy básicas como salir de compras o cruzar la calle.

En el área psicopedagógica trabajamos las letras, números, el abecedario. Trabajo mucho también con músico-terapia y con las actividades diarias que mencionaba antes.

¿Cómo se involucra a la familia en este proceso?


La familia es fundamental. Siempre recalco que este trabajo es 50/50, y hasta 80/20 en algunos casos. Empezando porque el niño pasa más tiempo en casa. Por esto antes de empezar se realizan compromisos con los padres y madres, para poder mantener un seguimiento en todo su entorno. Realizamos además talleres para padres, madres y familiares para que se capaciten en cómo llevar el proceso en casa. Repito, el trabajo integral es muy importante para esto.

Mitos y Verdades:

¿L@s chic@s con autismo están en capacidad de asistir a una institución educativa regular?


Si, y es muy importante que entren a un sistema educativo regular, debido a que ellos aprenden con el ejemplo. A través de sus compañeros y sus acciones, ell@s pueden aprender muchas cosas.

En ciertos casos, es necesario una maestra externa que le ayude a entrar a este grupo social. A estas personas se les denomina “Tutoras sombra” es, y son el puente de comunicación entre el niño con el espectro y la sociedad.


¿Los sistemas educativos están capacitados para llevar a cabo estas situaciones?


Es importante el diálogo entre padres, terapeutas, maestros y psicólogos para explicarles las recomendaciones a seguir que permitan llevar una vida escolar “normal” con estos casos extraordinarios. Es muy importante transmitir la realidad para entender la situación y analizar si es necesario una “adaptación curricular”. En gran parte de los casos las instituciones no están preparadas, pero sí es sumamente importante mantenerse en capacitación constante sobre estos temas.

¿Existen casos donde los niños no llegan a hablar?

Todo depende del mismo alumno, de la ayuda y el trabajo conjunto que sea realice con ell@s y con sus familias. Existen casos y casos. Hay niñ@s que logran armar máximo oraciones cortas y palabras específicas. También hay escenarios donde entran con balbuceo y se quedan solamente con sonidos. Es importante pedirles palabras en el día a día hasta que suelten un poco su capacidad de lenguaje. Es un mito que todos los niños con TEA no llegan a hablar, pero si es necesario una comunicación constante para reforzar este tema.


¿Cómo se miden los avances de la intervención temprana de TEA?


Cuando hablamos de intervención temprana, nos referimos a niñ@s menores de 5 años o muy pequeños desde los 18 meses. Con ellos principalmente nos basamos en hitos de desarrollo, que son las características que el/la infante debe cumplir en cada etapa de su vida. Si no los va cumpliendo, algo está pasando y debemos trabajar más cierta área hasta que lo cumpla. Si un niño de 3 años se me está quedando en el habla, entonces debemos trabajar en eso sin descuidar obviamente otras áreas como la motriz y conductual. Por eso trabajamos con programas específicos para cada caso.


¿Qué es le TEA?

El TEA no es una discapacidad ni una enfermedad. A veces se cree que viene en los genes, pero sobre esto no existe prueba científica. Por eso, como concepto básico se entiende que es una afectación del trastorno del neurodesarrollo integral.


¿De dónde proviene el TEA?

Se habla sobre que proviene de la parte emocional y de la presencia. Desde la postura donde yo trabajo, identificamos al TEA desde un aspecto emocional. No es una afectación con la que se nace. Es una condición que se comienza a desarrollar los primeros días o meses de vida del infante. Por lo general ocurre algo en los primeros días o en el embarazo incluso, que hace que el niño comience a aislarse en su mente. Todos los niños tienen una gran imaginación, pero los niños en el espectro suelen “guardarse” en su imaginación para evitar estar en la realidad externa, porque sienten que no están bien. Hace poco un estudio sacó a la luz que es más común sufrir de estas afecciones cuando han tenido problemas con el embarazo, donde existe una desconexión con la madre o existe una gran ausencia. 

Hay otros escenarios en los que no presentan ningún problema hasta que llega un momento en que se desconectan. Dejar de responder a su nombre y empiezan a mostrarse cada vez más aislados. En Éstos escenarios suelen ocurrir con eventos traumáticos como la muerte de algún familiar cercano por ejemplo.


¿Qué recomendaciones generales puedes dar a papitos y mamitas que viven con esta realidad?

Es importantísimo convocarlos, incluirlos. Además, recomiendo enfáticamente desconectarlos de la televisión y los aparatos electrónicos. Estos dispositivos les ayudan a desconectar de su realidad. En caso que quieran compartir esas actividades, es necesario que los niños cuenten con una compañía adulta para que el niño no se desconecte. Yo sugiero que l@s mantengan entretenid@s con  actividades que limiten su uso frente a la pantalla.

¿Cómo se involucran los animales con este trastorno?

Existen estudios que validan que l@s niñ@s con TEA se conectan más rápido con su entorno si aprenden a llevar una relación con los animales y mascotas.

Share this post
Archivar